Blog de Novedades

Cálculo de Huella de Carbono

Descripción de normas y estándares internacionales. Recopilación de datos y acceso a la información pública. Pautas de cálculo, importancia y comunicación de resultados. 

  

Hoy día, casi todas las actividades que realizamos y bienes que poseemos y utilizamos (transporte, alimentación, agua caliente, luz artificial, móviles, etc.) implican consumir energía. En consecuencia, el crecimiento económico y demográfico a nivel mundial constituye el motor más importante de los aumentos de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

Según el informe del IPCC de 2014 las emisiones de GEI antropogénicas anuales aumentaron exponencialmente entre 2000 y 2010, siendo el suministro de energía y la industria los principales sectores (47% y 30%, respectivamente).

Bajo este prisma, surge el concepto de la HUELLA DE CARBONO. Esta iniciativa permite cuantificar las emisiones de GEI, en toneladas de CO2equivalente, producidas como consecuencia de una actividad determinada, ya sea la fabricación de un producto, la prestación de un servicio o el funcionamiento de una organización. Con ella pretende contribuirse a que las organizaciones sean entidades socialmente responsables. Además de un elemento más de sensibilización de la población hacia prácticas más sostenibles al ser conscientes del impacto que se genera. Asimismo, esta medición permite definir mejores objetivos, políticas de reducción de emisiones más efectivas e iniciativas de ahorros de costo mejor dirigidas. Todo ello consecuencia de un mejor conocimiento de los puntos críticos para la reducción de emisiones, que pueden o no pueden ser de responsabilidad directa de la organización.

“La huella de carbono es un instrumento para determinar, evaluar y comunicar el efecto de los productos, servicios y organizaciones en el cambio climático” (AENOR)

A pesar de las buenas intenciones de este concepto, en los inicios del cálculo de huella de carbono no se establecieron metodologías básicas y consensuadas. Esto provocó que hayan ido surgiendo diferentes factores de cálculo e interpretación a lo largo de los años.

Como solución a este problema se han desarrollado una serie de normas internacionales ISO que establecen los requisitos y directrices que permiten determinar la huella de carbono tanto a nivel de producto, como de organización y/o proyectos. Aunque estas normas no son certificables, sí son verificables; es decir, permiten asegurar mediante una empresa acreditada e independiente que la declaración efectuada relativa a las emisiones de GEI, es completa, coherente y transparente.

UNE-EN ISO 14064-1:2012. Parte 1: Especificación con orientación, a nivel de las organizaciones, para la cuantificación y el informe de las emisiones y remociones de gases de efecto invernadero.

UNE-EN ISO 14064-2:2012. Parte 2: Especificación con orientación, a nivel de proyecto, para la cuantificación, el seguimiento y el informe de la reducción de emisiones o el aumento en las remociones de gases de efecto invernadero.

UNE-EN ISO 14064-3:2012. Parte 3: Especificación con orientación para la validación y verificación de declaraciones sobre gases de efecto invernadero.

UNE-CEN ISO/TS 14067:2015. Huella de carbono de productos. Requisitos y directrices para cuantificación y comunicación.

UNE-ISO/TR 14069:2015 IN. Cuantificación e informe de las emisiones de gases de efecto invernadero para las organizaciones. Orientación para la aplicación de la Norma ISO 14064-1.

"La huella de carbono ya se perfila como un elemento diferenciador de las organizaciones que deciden comprometerse con el medio ambiente y apuestan por el desarrollo de una actividad sostenible" (MAPAMA)

 

 

Huella de Carbono en la Organización

Análisis de la normativa aplicable para el cálculo de la Huella de Carbono de una organización.

 

Huella de Carbono en una Organización: 

Cantidad de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), en unidades de CO2 equivalente, asociadas a una organización como consecuencia del desarrollo de su actividad.

 

Objetivos/Beneficios del cálculo de la huella de carbono en una organización:

  • Responsabilidad social.
  • Conocimiento detallado de los consumos energéticos de la organización.
  • Identificación de oportunidades de reducción de costes energéticos.
  • Anticipación a futuras normativas (cada vez más restrictivas en materia de emisiones y consumo).
  • Ventaja competitiva en la relación con clientes que valoren estas actuaciones.

Tras la introducción al concepto de Huella de Carbono, se sabe que existen diferentes tipos de interpretaciones de la misma así como varias metodologías de cálculo. Las más ampliamente conocidas y utilizadas son las siguientes:

 

Normas ISO 14064

Actualmente, la familia de Normas ISO 14064 es la más comúnmente utilizada, que se encuentra separada en función de la aplicabilidad en organización (parte 1), proyectos (parte 2) o para verificación y/o validación (parte 3). 

Los beneficios que puede proporcionar a las organizaciones son:

  • Aumentar la credibilidad, la coherencia y la transparencia de la cuantificación, el seguimiento y el informe de GEI, incluyendo los proyectos de reducción de las emisiones y el incremento de las remociones de GEI;
  • Facilitar el desarrollo e implementación de estrategias y planes de gestión de GEI de una organización;
  • Facilitar la capacidad de seguimiento del desempeño y el progreso en la reducción de las emisiones y/o el aumento en las remociones de GEI; y
  • Facilitar los créditos y la transacción de las reducciones de emisiones o del incremento de las remociones de GEI.

Y aplicaciones que obtendrá el usuario que la implante:

  • Gestión del riesgo corporativo (identificación y gestión de riesgos y oportunidades).
  • Acceso a iniciativas voluntarias (registro voluntario de GEI).
  • Acceso a mercados GEI (compra-venta de derechos o créditos).
  • Participación en el informe reglamentario/gubernamental (crédito para la acción temprana, acuerdos negociados o programas de información nacional).

Los requisitos clave que se recogen específicamente en la parte 1 de la norma (ISO 14064-1), orientado a organizaciones se recogen en el siguiente esquema:

¿Quién está calculando la Huella de Carbono?

Sobre la cuestión del cambio climático son cada año más voces las que exigen cambios inmediatos de comportamiento y mayor responsabilidad desde las empresas, la mayoría de las cuales, desconocen los riesgos y oportunidades asociadas a estas demandas.

Al mismo tiempo que aumenta la presión por parte consumidores y organismos internacionales, grandes y pequeñas compañías establecen compromisos por reducir su impacto sobre el calentamiento global,  debido principalmente a sus emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de sus actividades directas e indirectas.

Las grandes compañías, pertenecientes a los sectores directos implicados en el cambio climático; como las energéticas, cementeras o las industrias del acero o la aviación, están obligadas a declarar sus emisiones y pagar por ellas a través de los llamados bonos de carbono, surgidos en 1992 tras la aprobación del protocolo de Kioto. Estas empresas emiten también sus informes voluntarios de huella de carbono y  sostenibilidad.

Otras empresas, como multinacionales de supermercados, de productos cárnicos, hoteleras o del sector tecnológico, emiten voluntariamente informes de sostenibilidad o específicos de Huella de Carbono de manera trianual, o incluso anualmente.

Más recientemente, estamos viendo como un gran número de empresas emiten sus informes de HC, incluso las PYMES están viendo esto como una oportunidad y una ventaja competitiva.

Los países han dado legitimidad a este concepto con la creación de registros donde las empresas pueden inscribir sus huellas de carbono y obtener certificados oficiales que dan constancia de ello.

España abrió en 2014 el registro de Huella de Carbono. El Ministerio ofrece la posibilidad de obtener dos sellos: Uno para aquellas que realicen el cálculo de su HC y otro más para aquella que lleven a cabo o participen en proyectos de compensación. Algunas comunidades autónomas están subvencionando a sus ayuntamientos con el  objetivo de registrar su HC. En el período desde su inicio en 2014 hasta 2018 las empresas inscritas pasaron de 62 a 579. 

 

Motivos para calcular, reducir y compensar

 El objetivo del cálculo de la huella de carbono no es solo una cuestión de imagen, es además un método para identificar oportunidades de reducir  costes en la organización. En líneas generales, realizar el inventario de gases en el que consiste el cálculo tendría como objetivo:

  • Conocer en profundidad nuestro producto u organización, de forma que identifiquemos los principales puntos de mejora tanto a nivel ambiental como económico (por lo general, una reducción en los consumos energéticos y de materias primas está asociado a un ahorro económico);
  • Comunicar información ambiental sensible a los consumidores, de manera que puedan adoptar criterios de compra y contratación verde, y que se demuestre el compromiso de transparencia y mejora ambiental de la organización.

Existen además otras muchas razones por las que calcular la huella de carbono. Un estudio  realizado en 2010 por el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales del Reino Unido (DEFRA) (Review of the Contribution of Reporting to GHG Emissions Reductions and Associated Costs and Benefits), asocia el desarrollo de estrategias de lucha contra el cambio climático  con la identificación de riesgos y oportunidades, mejora de la imagen corporativa, diferenciación ante la competencia o por presiones sociales o de los inversores:

 

Razones para el cálculo de la Huella de carbono. Review of the Contribution of Reporting to GHG Emissions Reductions and Associated Costs and Benefits. Fuente: IHOBE ISO 14064

 

El enfoque de este estudio demuestra que las razones para el cálculo de la huella de carbono varían notablemente dependiendo del tipo de organización, su modelo de negocio, sus características internas o su situación en el mercado.

Habrá organizaciones, como los estados y organismos internacionales, cuya razón principal sea identificar riesgos y oportunidades del cambio climático. Son los llamados entes reguladores y deben dar ejemplo.

Empresas que se encuentren en una situación vulnerable respecto a la legislación querrán cumplir la legislación actual y anticiparse a legislación incipiente en materia de cambio climático. Son compañías de alto impacto.

Marcas de reconocido prestigio tendrán como razón de peso demostrar liderazgo e innovación en el mercado. Además, estarán expuestos a la presión de los consumidores y de otros agentes externos como ONGs o medios de comunicación en lo relativo a su comportamiento ambiental y sus resultados. Son compañías de impacto relevante o sensible.

Existirán empresas cuyo objetivo sea la construcción de la imagen de marca entorno a la sostenibilidad ambiental. La Huella de Carbono se incluye dentro de los informes no financieros de mayor interés para el público y accionistas. Son compañías impacto sostenible, ejemplos de modelos de negocio en los que la cuestión climática es tratada como una oportunidad y no un riesgo.

Finalmente encontraremos organizaciones que deberán plantearse el cálculo de la huella de carbono debido a la presión ejercida por parte de sus empleados y futuros empleados o incluso simplemente porque la competencia está calculando su HC.

Como hemos visto, existen muchas razones para el cálculo de la huella de carbono. Más allá de otras necesidades o prioridades que una organización pueda tener, debería conocer los riesgos y oportunidades asociadas al cambio climático, un cálculo básico supone un coste mínimo y puede plantear mejoras simples dando paso a reducciones y compensaciones.

 

Algunas cuestiones que disuaden a las organizaciones de calcular su HC son las relacionadas con la exposición de debilidades. Cabe resaltar, que el cálculo no supone la emisión de un informe ni que este sea compartido con el público en general. El informe de HC es un documento que sirve a la organización para compararse a sí misma en el tiempo, nunca con otras organizaciones.

Por último es probable que el lector se esté preguntando si cada organización calcula su HC como mejor le conviene. “Ahorrándome alguna que otra emisión podré lavar mi imagen”. Esto no es posible debido a que solo un conjunto de  metodologías están aceptadas como válidas para el cálculo de la HC. “GHG Protocol, ISO 14064 o PAS 2050” son estándares internacionales de alto prestigio, por lo que  cada vez más compañías forman y capacitan a sus trabajadores para controlar y corregir los aspectos relacionados con su HC.

Estamos entrando en una etapa de cambios. Y el mundo nos está demandando que demos pasos firmes y hacia delante en favor de nuevos comportamientos y métodos de producir y generar beneficios que no comprometan el futuro de nuestras generaciones venideras.

 

 

Para más información, solo contáctenos

✆ +34 911571842

Sobre Nosotros

   ✆ +34 911571842

   ✉ Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Aviso Legal y Política de Seguridad

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de cookies

La presente política de cookies tiene por finalidad informarle de manera clara y precisa sobre las cookies que se utilizan en la página web de SUSTANT Consultoría e ingeniería.

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visita envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre su visita, como su idioma preferido y otras opciones, con el fin de facilitar su próxima visita y hacer que el sitio le resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante y contribuyen a tener una mejor experiencia de navegación para el usuario.

Tipos de cookies

Según quién sea la entidad que gestione el dominio desde dónde se envían las cookies y se traten los datos que se obtengan, se pueden distinguir dos tipos: cookies propias y cookies de terceros.

Existe también una segunda clasificación según el plazo de tiempo que permanecen almacenadas en el navegador del cliente, pudiendo tratarse de cookies de sesión o cookies persistentes.

Por último, existe otra clasificación con cinco tipos de cookies según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos: cookies técnicas, cookies de personalización, cookies de análisis, cookies publicitarias y cookies de publicidad comportamental.

Para más información a este respecto puede consultar la Guía sobre el uso de las cookies de la Agencia Española de Protección de Datos.

Cookies utilizadas en la web

A continuación se identifican las cookies que están siendo utilizadas en este portal así como su tipología y función:

La página web de SUSTANT utiliza Google Analytics, un servicio de analítica web desarrollada por Google, que permite la medición y análisis de la navegación en las páginas web. En su navegador podrá observar cookies de este servicio. Según la tipología anterior se trata de cookies propias, de sesión y de análisis.

A través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza y la ciudad a la que está asignada su dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de este portal.

Para garantizar el anonimato, Google convertirá su información en anónima truncando la dirección IP antes de almacenarla, de forma que Google Analytics no se usa para localizar o recabar información personal identificable de los visitantes del sitio. Google solo podrá enviar la información recabada por Google Analytics a terceros cuanto esté legalmente obligado a ello. Con arreglo a las condiciones de prestación del servicio de Google Analytics, Google no asociará su dirección IP a ningún otro dato conservado por Google.

Otra de las cookies que se descargan es una cookie de tipo técnico denominada JSESSIONID. Esta cookie permite almacenar un identificador único por sesión a través del que es posible vincular datos necesarios para posibilitar la navegación en curso.

Por último, se descarga una cookie denominada show_cookies, propia, de tipo técnico y de sesión. Gestiona el consentimiento del usuario para el uso de las cookies en la página web, con el objeto de recordar aquellos usuarios que las han aceptado y aquellos que no, de modo que a los primeros no se les muestre información en la parte superior de la página al respecto.

Aceptación de la política de cookies

Pulsando el botón Entendido se asume que usted acepta el uso de cookies.

Cómo modificar la configuración de las cookies

Usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies de SUSTANT o cualquier otra página web utilizando su navegador. En cada navegador la operativa es diferente, la función de "Ayuda" le mostrará cómo hacerlo.